Cuando un niño no duerme lo suficiente se genera irritabilidad, hiperactividad, cansancio y falta de atención por eso es importante crear unos hábitos de descanso desde los primeros meses de vida.

Para ayudar a crear estos hábitos saludables a la hora de dormir:

-          Fijamos un horario

-          Espacio destinado para el descanso

-          Creamos un ambiente tranquilo y relajado

-          Establecemos una rutina antes de acostarse que prepara al niño para dormir

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted